sofia_cordova

¿Cómo gestionar la comunicación en tiempos de incertidumbre y temor?

cómo gestionar la comunicación en tiempos de incertidumbre y temor

Suelo preguntar a mis estudiantes sobre las noticias diarias, repasando las más importantes, las que están en portada de los medios o son trending topic en internet. En una de las clases del curso Comunicación Interna, un estudiante me preguntó por qué teníamos que saber acerca de las noticias externas, cuando se están trabajando informaciones internas de la organización.

Me pareció una interrogante perfecta para abrir un extenso debate sobre el tema durante la clase y también aprovechar la oportunidad para escribir aquí sobre este tema. Resulta que el hecho de que trabajemos dentro de las organizaciones, no puede significar, de ninguna manera, estar de espaldas a la realidad que vive el país, la región sudamericana, Latinoamérica, en fin, el mundo.

Lo único cierto hoy es que no hay nada cierto. Y en esa tremenda incertidumbre nuestros colaboradores, obviamente, también se ven afectados, porque tienen su propio rol social como ciudadanos. La actual situación del Perú y el desenfreno mediático por publicar noticias negativas, en nada favorece a la estabilidad de las organizaciones y de las personas. Por citar un ejemplo, recientemente, en un programa periodístico, se preguntaban de quién era la responsabilidad de que la ciudadanía no creyera en las instituciones públicas y que las sensaciones de inseguridad y angustia social estuvieran tan elevadas. Se mencionaron varios agentes, como el Estado, las fuerzas del orden, etc., pero no hubo un verdadero autoanálisis de que la publicación de malas noticias también hacía su parte en la generación de esta zozobra colectiva.

Contrarrestar tantas malas noticias externas se vuelve prioritario en las agendas de los comunicadores internos. Se convierte, además, en una exigencia, para llevarnos hasta el extremo de nuestra capacidad creativa en la generación de contenidos que eleven el sentimiento positivo.

Informar ya está por demás descontado en la gestión de la comunicación interna; lo que cuenta ahora es movilizar y animar a los colaboradores, a través del reconocimiento de las personas, sus logros, talentos y méritos. Otros contenidos a promover son los propios éxitos organizacionales, como la apertura hacia nuevos mercados, los resultados de la creatividad y la innovación en productos y servicios, los premios y galardones obtenidos, el perfil de sus líderes, etc. Material positivo sí existe y siempre existirá, lo que debemos es fortalecer nuestro propio espíritu positivo y equilibrar la balanza ante esta arremetida de malas noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *