carlos_tenicela

3 claves para relacionarnos multiculturalmente en un evento

3 claves para relacionarnos multiculturalmente en un evento

El escenario es el siguiente: la organización para la que trabajas ha decidido realizar un gran evento internacional, así que empiezan a llegar invitados de todas partes del mundo, cada uno con una cultura y requerimientos específicos que debes conocer. Aparece, entonces, una gran pregunta ante ti: ¿Qué hacer para no meter la pata? A continuación, mi respuesta a esta interrogante:

1. Identificar las distintas culturas
Lo primero es identificar los diferentes requerimientos culturales y las tradiciones propias de los países participantes. No todos los grupos humanos son iguales. Por ejemplo, con los japoneses hay que evitar regalar cosas agrupadas en 4 o 9, porque simbolizan sufrimiento y dolor.

Todas las personas nos alimentamos de acuerdo a nuestros patrones culturales. Sugiero que, cuando recibas las confirmaciones de asistencia, pidas información sobre las restricciones alimenticias de los invitados, así como datos médicos relevantes, a fin de evitar sorpresas e incomodidades de última hora.

2. Aprender de los errores
Todos cometemos errores, pero el verdadero trabajo consiste en prevenirlos. Algunos ejemplos famosos de equivocaciones son: el caso de un expresidente que saludó con un beso a la Reina Sofía, acto que rompió abiertamente el tratamiento formal hacia los reyes; o la vez en que un político experto en los usos y costumbres internacionales, como es Barak Obama, olvidó la secuencia de la ceremonia durante una cena en su honor en el palacio de Buckingham. El resultado: dio su discurso mientras el himno británico sonaba, hecho que deslució su alocución.

3. Ser un buen invitado
Así como cuidamos nuestro papel como anfitriones, cuidemos también nuestro papel como invitados. Por eso si eres tú, estimado lector, quien se encuentra en un país extranjero, no desesperes.

La precedencia es universal y se rige por dos criterios: el espacial y el temporal. La precedencia espacial es el lugar físico que ocupas en una ceremonia, que es proporcional al cargo y jerarquía que ostentas. Entre más cerca estés al anfitrión, mayor es el honor que te dan. Si estás a su derecha, significa el máximo honor en todas partes del mundo.

La precedencia temporal es el lugar que ocupas en la secuencia de una actividad o ceremonia. Aquí vamos de menos a más, quien cierre el bloque o evento es quien tiene mayor precedencia.

Así, el protocolo nos da el poder y la información para relacionarnos en un entorno global, seamos nosotros los anfitriones o los visitantes, con el objetivo de lograr el éxito de nuestras gestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *